Plex: servicio de streaming gratuito: un pequeño oasis para amantes del cine de serie B… y algo más

El pasado 4 de diciembre, Plex lanzó en más de 200 países su nuevo servicio de streaming de series y películas completamente gratuito. El truco está en que será soportado por anuncios, un movimiento que en teoría luce bastante potente puesto que es raro ver una plataforma así lanzada de forma global.

Plex es uno de los mejores centros multimedia disponibles, su amplia variedad de aplicaciones y plataformas soportadas lo convierten en una forma sencilla y de excelente calidad para gestionar nuestras propias librerías de contenido. Que ahora además podamos disfrutar de contenido extra en streaming y sin tener que pagar suena muy bien, al menos hasta que abres el catálogo.

Lo más importante de toda esta historia es el catálogo. Plex dice que cuenta con miles de películas, documentales y series y que nuevos títulos se añadirán a diario. De hecho, es lo primero que te dirán en cuanto lances la aplicación por primera vez tras la actualización de contenido.

Sin embargo, también han acotado que ese contenido va a variar dependiendo de la región y de las licencias. Es por ello que lo que yo veo en Argentina puede ser diferente a lo que ve alguien en Europa o a lo que ve alguien en Estados Unidos. Lo normal con este tipo de plataformas.

Antes de lanzar este servicio, Plex llegó a un acuerdo con Warner Bros., pero parece que el acuerdo incluye «las sobras», y nada del contenido mainstream del estudio. El catálogo es un desierto si vamos a buscar cualquier película taquillera o aclamada por la crítica en el último par de décadas.

Y de series ni hablemos, la más «importante» que tienen como para ponerla en su imagen de portada es algo llamado ‘Electra Woman and Dyna Girl’, que pinta tan mala que quizás sea buena por las risas.

Si bien hay clásicos como ‘La noche de los muertos vivientes’ de George A. Romero, no son suficientes un par de películas de culto de hace medio siglo para satisfacer al consumidor actual. Si eres un fan extremo del cine serie B, quizás te consigas un pequeño oasis de contenido.

Sobran películas indie, desconocidas, de bajo presupuesto, y lo que más sobra es contenido con porcentajes sumamente bajos en Rottentomatoes, puntuación que aparece en la descripción de cada título dentro del mismo Plex.

Otra carencia importante que tiene el streaming de Plex es la falta de subtítulos o cualquier otra opción de idiomas. Todo está en inglés, y ni siquiera hay subtítulos para sordos en el mismo idioma, mucho menos doblaje, antes de que alguien pregunte.

Esto es algo que en Plex dicen que esperan solucionar pronto, pero por ahora, el contenido es básicamente inaccesible para muchos usuarios que no entiendan inglés hablado.

En donde luce mejor Plex es obviamente en sus aplicaciones. El servicio funciona más que bien, la transmisión es rápida, estable, fácil de usar, las aplicaciones son responsivas, están bien diseñadas, tienen un mínimo de información sobre cada título, y la experiencia es consistente a través de múltiples sistemas operativos y dispositivos.

Con un mejor catálogo Plex puede ser un servicio que cambie muchas reglas, el streaming gratuito soportado por publicidad no es algo muy popular, especialmente de forma global. Es un modelo que utilizan plataformas como Spotify con la música con ciertas restricciones, o plataformas de contenido creado por usuarios como YouTube. No es algo en lo que veamos a los grandes estudios de Hollywood, pero Plex promete que pronto nos ofrecerán contenido de ese estilo. Pero por ahora, es muy poca cosa.